Los bordados de Anna

Al comenzar a escribir estas líneas, otra vez se nos cruza el mismo pensamiento: qué pocos recuerdos van quedando en la memoria familiar de la vida de nuestros antepasados! Como en el caso de la bisabuela Badavelli.
¿Qué sabemos de ella? No mucho. Casada con Felice Fertilani, tuvo a Maria Pierina en 1903, fecha en que la familia estaba instalada ya en Casanova, frazione de Pianello Val Tidone en la Provincia de Piacenza. Fuera de esto, en la familia sólo se recuerdan dos cosas: que Anna Badavelli quedó a cargo de nuestra tía Blanca, hasta que el abuelo Bugoni estuvo en condiciones de mandarla a buscar desde Argentina, quince años despues de su nacimiento, y que ella estaba en una muy buena posición, lo que resintió mucho a Blanca a la hora de dejar Italia, porque su abuela había sido bordadora de la Reina. Nada más.

Para la época en que nacía María Pierina Fertilani, hija de Anna, hacía tres años que Italia había perdido a su Rey en ocasión de un atentado anarquista. Humberto I fallecía el 29 de agosto de 1900 en Monza, como consecuencia de los cuatro disparos que le propiciara Gaetano Bresci.

La historia cuenta que Bresci, nacido en Toscana pero residente en Estados Unidos, tomó la decisión de ultimar al Rey cuando se enteró que Humberto había condecarado con la Gran Cruz de la Orden de Saboya al General Fiorenzo Bava Beccaris por su valiente defensa a la Casa Real, en ocasión de los disturbios acaecidos en Milán en 1898. Al parecer, las alzas en el precio del pan habían motivado que una multitud desarmada se manifestara y armara barricadas en la Ciudad. Declarado el estado de sitio por las autoridades, el General reprimió esta manifestación falleciendo en consecuencia unas doscientas personas, entre ellas, la hermana de Bresci.

En Monza se yergue la Villa Arciducale que mandara a construir Maria Teresa I de Austria en 1777, con el objeto de afianzar el vínculo entre Viena, Capital del Imperio y Milán. Durante la ocupación napoleónica la Villa adquirió rango real al ser ocupada por Eugenio de Beauharnais, Virrey de Italia. Es recién en 1859 que la Villa pasa a integrar el patrimonio de la Casa de los Saboya.
Se dice que Humberto I amaba esta Villa y gustaba de vivir allí, en donde se dedicaba personalmente al cultivo de flores. La esposa de Humberto, Margarita Teresa de Saboya, acompañaba a su marido en la estancia, tal como sucedia en el año 1900.

Respecto del hecho del fallecimiento de Humberto en Monza, leemos:
"Lo que más ha emocionado al pueblo italiano y más ha de emocionar fuera de Italia es el dolor de la piadosa Reina Margarita, espejo de madres y de esposas. Inmediatamente después del atentado, el carruaje que llevaba al Rey se dirigió al trote largo á la «Villa Reale», situada á pocos minutos del sitio en que se cometió el crimen. La Reina se hallaba allí, vestida de blanco para una recepción que había de celebrarse poco después. Todos los individuos de la Corte rodearon el carruaje real. El cuerpo de Umberto I fue bajado del coche, subido por una escalera y colocado en un lecho... Pareció que la naturaleza quiso tomar parte en el duelo general, porque á las dos se desencadenó sobre Monza una terrible tempestad de rayos, truenos y agua, precedida de un violento huracán..."
¿Sería para la reina Margarita que Anna Badavelli bordaba?

En todo caso, ya asumido el trono por Vittorio Emanuelle III, éste decidió no habitar más la Villa de Monza y la viuda Margarita pasó a estar más tiempo en Castel Savoia, en el Valle d'Aosta, hasta el año 1925, en que fallece.

Monza, hoy parte de la Provincia de Monza Brianza (creada en 2004) integraba previamente la Provincia de Milán. Está a unos 20 kilómetros de la ciudad de Milano y a unos 80 de la ciudad de Piacenza.

Las imagenes que acompañan este post las agradecemos a Wikipedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada