La historia de Dinis y su buen gobierno nos conduce, casi obligadamente, a mencionar a dos de los gobernantes que, hoy por hoy, tenemos en funciones y que forman parte de nuestra familia. Se trata de nuestro primo Mário Rodrigues, actual Presidente de Freguesía da Boa Vista, Leiría y el recientemente electo Leandro Dietschi, Jefe comunal de Montes de Oca.
El caso de este último es muy especial para mí, puesto que, a más de Jefe Comunal, el mencionado viene desempeñándose desde hace casi seis años como Compadre, tras haber concursado exitosamente para ocupar el cargo de Padrino de nuestra hija.
Esto del concurso queremos dejarlo bien en claro, dado que nos han llegado comentarios sugiriendo que en la elección del Compadre como Compadre hubo arreglo por tratarse de un familiar. Incluso, algunos han llegado a decir que el puesto de Padrino no era un puesto strictu sensu sino algo así como un título hereditario. Nada más alejado de la realidad.
Debemos reconocer sí, aquello que hay de cierto detrás de estas afirmaciones. Es cierto que la Madre del Compadre es Madrina de Bautismo de quien suscribe, así como lo es que la susodicha es Ahijada de Bautismo de la Madre, también de quien suscribe.
Suponemos que es esto lo que puede haber dado lugar a tales elucubraciones respecto del carácter hereditario o no del Título de Compadre o Comadre en nuestra familia.
Para descartar de plano toda duda diremos que nadie puede poner en tela de juicio el carácer electivo del puesto en la medida que, quien suscribe, no ha terminado ocupando ningún cargo como Madrina respecto de ningún miembro de la familia en esta rama, aunque debemos señalar que dicha responsabilidad hubiera sido asumida con gusto, cualquiera hubiera sido la naturaleza del cargo.

Con esto creemos haber despejado toda duda.

Por lo demás, esperamos que luego de este post, que viene a continuación del dedicado al Rey Dinis, los mencionados no se sientan obligados a emular la grandeza ni los supuestos logros del fu; quede claro que se trataba de otra época y que, en todo caso, transcurridos casi mil años. todo se ve un poco mejor. Como dice el refrán: ya vendrá el que bueno me hará.

A ambos, nuestro cariño y nuestras felicitaciones, porque a más de buenos parientes ambos son, sin duda, excelentes gobernantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada