Sobre los detto Buneva (segunda parte)

Estoy en deuda con los Buneva, en un sentido genealógico y en uno más específico: contarles un poco respecto del por qué de su detto.
Este sopranome acompaña a los Giuliano desde sus días en Saluzzo, allá por el 1700. No sabemos exactamente cuál Giuliano fue el primero en agregar a su apellido esta distinción. Lo que sí sabemos es que en la consegna del sale de 1721 aparece en Via di Pagno, Saluzzo, un Tommaso Giuliano detto Boneva fu Chiaffredo.
Sabemos que estos agregados a los apellidos tenían por propósito era distinguir a familias con el mismo apellido que no se reconocía como parientes... Pero: ¿por qué detto buneva?
La historia cuenta que un forastero pasó por los pagos de estos Giuliano y pidió agua para beber. En lugar de esto, los Giuliano le convidaron vino. El forastero, luego de aceptar el convite y bebido el vino, se fue muy satisfecho, comentando a todos que en casa de estos Giuliano se tomaba una muy buena agua (bun eva)... Así las cosas, nuestros Giuliano pasaron a diferenciarse de otros Giuliano ajenos a la familia, por compartir el vino.
La anécdota se refuerza con el dato que, promediando el siglo XVIII, encontramos Giulianos trabajando en la zona de Vigne (coltivato a viti e posto in collina) de Saluzzo.

Quizá los Giuliano venían encargándose de viñas desde mucho antes y esos Giuliano lo que hicieron fue encontrar un buen modo de promocionar su producto. O no. Quizá convidaron vino, simplemente, porque les gustaba compartir lo bueno de lo que disponían.

Hoy día encontramos esto de los sopranome funcionando casi a la perfección en Montes de Oca. Si bien el detto buneva casi se pierde con mi bisabuelo, fue gracioso enterarme de que viven en el Pueblo Giuliano que siguen siendo llamados "Giuliano Nero" para distinguirlos de nuestros Giuliano.
Los Giuliano Nero son Giuliano, pero no Giuliano detto Buneva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada